Contáctenos info@barunu.com
Slider

El nombre de ALOE VERA, quiere decir, sustancia brillante o amarga verdadera. El significado viene dado por las derivaciones del árabe “Alloeh” que significa sustancia amarga o brillante, y del latín “Versus” que significa verdadero.

Su nombre científico es Aloe Barbadenses Miller y fue introducida desde África a América después de la conquista. Luego que las plantas se aclimataron en América, fueron llevadas desde Barbados hacia Inglaterra, lo que le sirvió al científico botánico Miller para su estudio y descripción.

Es una planta semitropical de la familia de las liliáceas (tulipán, cebolla, etc.) del género de Aloe, de la que existen más de 300 especies diferentes.

La Aloína es un compuesto amargo y amarillento aislado de la planta de Aloe Vera, el cual es usado como estimulante y laxante. El compuesto se presenta en el Látex del aloe amarillo que exuda debajo de la superficie de las hojas de la planta; de él se extraen elementos muy utilizados en la industria farmacéutica.

El Aloe Vera Gel, es la parte interna gelatinosa de la hoja que contiene aminoácidos, minerales, vitaminas, enzimas, polisacáridos y estimuladores biológicos.

La planta de ALOE VERA, produce al menos seis (6) agentes antisépticos: Lupeol, ácido salicílico, nitrógeno de urea, ácido cinnamonic, fenol y sulfuro. Todas estas sustancias son reconocidas como antisépticos, porque matan o controlan el moho, las bacterias, los hongos y los virus, lo cual nos explica porque la planta tiene la habilidad de eliminar muchas infecciones internas y externas. El lupeol y ácido salicílico, que existe en el jugo del gel, nos explica por que éste es un muy buen calmante del dolor. El Aloe Vera o Sábila, contiene al menos tres (3) ácidos grasos antinflamatorios, colesterol, campersterol y bésitosterol (esteroles de la planta). Estos ácidos explican el porque es un tratamiento altamente efectivo para quemaduras, cortes, raspaduras, abrasiones, reacciones alérgicas, artritis reumatoidea, fiebre reumática, indigestión ácida, úlceras, más muchas condiciones inflamatorias del sistema digestivo y otros órganos internos, incluyendo estómago, intestino delgado, colon, hígado, riñón y páncreas. El Búsitosterol, ayuda eficazmente a bajar los niveles de colesterol malo, lo que explica sus beneficios en pacientes cardíacos. Si agregamos que el Aloe Vera o Sábila contiene polisacáridos como el Glucomannan y el Acemannan (estimulantes inmunológicos), entonces entendemos el porque el jugo del gel del Aloe Vera o Sábila, ayuda a controlar un amplio espectro de dolencias y enfermedades en el sistema inmunológico. La relación sinergética entre los elementos encontrados en el GEL y a través de la planta entera, explican porque la hoja de Aloe Vera o Sábila funciona tan efectivamente en las enfermedades. Todo explica porque, a través del tiempo, tanto los laicos como los físicos han proclamado que la  Aloe Vera o Sábila, tiene las habilidades de curar, aliviar y eliminar una gran lista de enfermedades y dolencias humanas. Por lo tanto Aloe Vera o Sábila, merece realmente el nombre que se le ha dado de “La Planta Medicinal Maravillosa”

La planta de ALOE VERA, ha sido mencionada a través de registros y archivos históricos y se le ha colocado como planta medicinal por excelencia. La planta de Aloe Vera ha sido también llamada la planta bíblica, el cuerpo de Jesús fue cubierto de Aloe para evitar su corrupción y mantenerlo en perfectas condiciones, así lo expresa el apóstol Juan en el versículo 19:39 de la Biblia. «También Nicodemo, quien había venido por primera vez esa noche, trajo una mezcla de Mirra y Aloe para embalsamar el cuerpo de Jesús»

  • En Egipto, en la época faraónica era utilizado para embalsamar los cadáveres pues consideraban que protegía al cuerpo contra la descomposición, mantenía la piel tersa, evitaba la contaminación y que los animales carroñeros profanaran las tumbas para comerse los cadáveres, ya que su olor característico los ahuyentaba. Cleopatra, la seductora reina egipcia atribuía su irresistible encanto e incomparable belleza al uso diario del cristal o gel de sábila con el que diariamente bañaba su hermoso cuerpo y su linda cabellera, a su muerte, en su piel no aparecieron arrugas ni manchas.
  • En el Congo, los cazadores se untan el cuerpo con el latex o acíbar del aloe para eliminar el olor natural del cuerpo humano y así ahuyentar y confundir a las fieras y también como repelente de mosquitos, zancudos y otros insectos.
  • En Africa del Sur, se utiliza el cristal para combatir empeines y ciertas enfermedades venéreas externas .
  • En América, los indios americanos la utilizaban como fuente de la juventud.
  • En Jamaica, México, Cuba, Colombia, Costa Rica, Venezuela, en las islas caribeñas de Aruba y Curazao, se usa para aliviar quemaduras, picaduras de insectos, combatir catarros, gastritis, úlceras, curar el asma y para infinidad de usos en la medicina doméstica y homeopática.
  • Cristóbal Colón no había viaje que realizara sin Aloe Vera, y cito textualmente: «Cuatro son los alimentos que resultan indispensables para el bienestar del hombre: el trigo, la uva, la oliva y el Aloe. El primero lo alimenta, el segundo levanta su ánimo, el tercero le aporta armonía y el cuarto lo cura».Cristóbal Colón (1436-1506).
  • En la China, mucho antes de la era cristiana, el Aloe Vera o Sábila, era utilizado para combatir la dermatitis y cualquier otra enfermedad o lesión externa de la piel. El Emperador Ming-Ti de la dinastía de los Han, lo utilizaba como repotenciador sexual. También era utilizado como laxante o purgante, para combatir afecciones renales, hepáticas, como regulador de la presión sanguínea y para el control de la natalidad. Marco Polo, en sus viajes a China la usaba como alimento.
  • En la India y Paquistán, es utilizado como antinflamatorio, con el cristal se hacen compresa frías y se aplica directamente en las partes inflamadas.
  • En la Isla de Java, maceran las hojas de sábila y las aplican directamente en las quemaduras para evitar las ampollas y el cristal o gel lo utilizan como medicina para el alivio de enfermedades como la tuberculosis, el asma y la blenorragia.
  • En Filipinas, la hoja o penca macerada, se la aplican directamente al cuero cabelludo para evitar la caída del cabello.
  • Discórides, en su famoso Herbario Griego, en el siglo I d. C., hace una detallada descripción de sus aplicaciones para heridas, insomnio, desórdenes estomacales, dolores, hemorroides, comezón, dolor de cabeza, pérdida de pelo, enfermedades de la boca y de las encías, molestias de los riñones, ampollas, cuidados de la piel, quemaduras de sol, manchas, etc.
  • Aristóteles persuadió a Alejandro Magno para que conquistase la isla de Sócrota, cerca de la costa este de África, con el propósito de obtener suficiente cantidad de Aloe para la cicatrización de las heridas de sus soldados.
  • En Roma, el emperador romano Tiberio César, bebía su jugo para no perder su potencia y vigor sexual.
Close Menu
×
×

Cart